viernes, 8 de octubre de 2010

Sin medida

No estamos hechos para ser ángeles. Ni demonios. Pero estamos más cerca de los diablos que del cielo. Yo lo sé. Busqué la santidad, pretensión insana porque pureza es palabra muy perversa. Después, corrí tras las pasiones. No recuerdo todo, es difícil si los dragones interiores vagan sueltos, pero Dante no me vería en el purgatorio. Ahora, que empezaba a conocer la calma entre los árboles, vienen a matarme. No quiero un coto de caza en mis tierras. No quieren impedimento en sus negocios.

mirina


6 comentarios:

  1. papelylapiz8/10/10 14:12

    Me encanta el tema pero te hubiera sugerido darle una vuelta a la redacción, pues conozco lo bien que escribes. Aún estás a tiempo, aún no llega ningún pistolero con prisas para echarnos de este blog.

    ResponderEliminar
  2. Oye, papelylapiz, ¿que le das a cortar y pegar a tus comentarios? (y aquí viene donde tú, que me conoces, tienes que leer lo de "es broma, ¿eh? ";D) Porque en el anterior (ya no me acuerdo cuál) estaba de acuerdo, yo también creo que necesita una vuelta más, pero en éste, estoy muy contenta de su redacción. Si hasta lo dejé dormir un día y todo. Quisiera saber a qué te refieres. Las frases cortas están elegidas expresamente. Se supone que es un "raconto vital" en un momento límite, el tío no está para florituras. De veras, me gustaría saber qué te chirría de la redacción. Si una no pregunta, ¿cómo aprende?

    ResponderEliminar
  3. Mirina, no he entendido nada. No sé por donde van los tiros.

    ResponderEliminar
  4. Es un buen relato mirina, lo he leído en numerosas ocasiones. Te mereces lo mejor. Le doy un significado general, pero intuyo que tu has provisto este mr. de mucho más que de todo eso. No creo que le falte nada, aunque es tan excesivamente íntimo y personal que cuesta adquirirlo para que siga siendo tuyo para el resto de los días. Lo entendí mejor al leer tu comentario.... "raconto vital". Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. @cormoranBueno, si no lo has entendido, no está bien escrito, así de simple, habrá que intentarlo una vez más.

    ResponderEliminar
  6. Como le dije a cormorán, veintiuno, si un relato necesita comentario, no está relatando bien. Además, la intención no era que fuera "íntimo y personal", sino más bien que expusiera las miserias de la condición humana. O sea, que lo mires por donde lo mires, necesita reescritura. Gracias de todos modos, por tus ánimos.

    ResponderEliminar