miércoles, 6 de octubre de 2010

Subir y bajar

Fue el mejor en lo suyo. Al menos eso le decían constantemente los que presumían de entender y los amigos que en aquella época aparecían hasta bajo los adoquines. Pero el éxito se marchita rápido. Eso no se lo advirtieron ni los que presumían de ser sus amigos (que no tardaron en esfumarse), ni los que decían saber de todo.

Cronopio.


2 comentarios:

  1. Es lo que tiene ser insultantemente bueno (y rápido), ;-)

    ResponderEliminar
  2. veintiuno6/10/10 18:16

    Como la vida misma cronopio. Lo he vivido muy de cerca y en diferentes ocasiones. Todavía lo siento y jamás aprendes a digerirlo, sentirlo y asimilarlo. Cuando la "ola" te alcanza, te ciega y no ves más allá de lo que tienes cerca. Has descrito a dos grupos, los peores son los primeros, los segundos son una "enfermedad" que no tiene cura. Lo has narrado fácil y eso ayuda.

    ResponderEliminar