martes, 30 de noviembre de 2010

¿Amigos?

Ya no puedo ser tu amigo, pues por ti me perdería. Son tus ojos dos puñales, si sonríes y me miras. Como puedo ser tu amigo, si al tocarme me estremezco, si en la noche ya no duermo y de día no te encuentro. Ya no aguanto este dolor, de un vacío sin futuro. Ya no me sirve el alcohol para olvidar lo que siento. Ahora deja que me vaya y te ruego no me busques, trataré de regresar cuando me encuentre de nuevo, y así poder volver a ser amigos

cormoran


2 comentarios:

  1. Este me ha gustado mucho. Quizás por que su comprensión me acerca a tiempos vividos con esta sensación. Es difícil separar ambas partes, la amistad y el amor. Esta última acostumbra a fagotizar de forma cruel hasta la amistad más trabajada, y esto es muy triste. Por que terminas sin ninguna de las dos. Saludos, Luis. De verdad, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. damadeltablero30/11/10 20:34

    Está descrito con la precisión de un cirujano...si existiera un especialista en desmembrar emociones. Muy bien contado. Los que hemos pasado por esto, lo certificamos. Un saludo.

    ResponderEliminar