viernes, 3 de diciembre de 2010

Bailando con la mas fea

Le encantaba bailar. Aunque fuera con la mas fea. El caso era mover los pies, sacudir la mente y el cuerpo y dejar que su alma se sintiera plena de alegría y libre, sobre todo libre. Recordaba esos momentos con total nitidez ahora que había decidido bailar un ritmo ruso, con una partenaire de metal y pólvora. Ya no tenía libertad, era un adicto al juego.
Tras las rejas de su casa esperaba que llegara la invitada de honor. La parca. Apretó el gatillo.

Tagore123


2 comentarios:

  1. Muy buena metáfora Tagore de la gran paradoja de la vida. Tenemos libertad para bailar cualquier música de las muchas que te ofrece la vida, pero al final tendremos que bailar ineludiblemente con la más fea: la parca. Siempre nos quedará hacerle un corte de mangas a la fatalidad de nuestro destino, eligiendo el modo y momento, como una última y definitiva elección.

    ResponderEliminar
  2. Tagore1235/12/10 21:21

    Gracias Gabriel. El protagonista deja de ser libre cuando se vuelve adicto al juego, y con esa falta de libertad elige el modo de bailar con la parca con una partenaire de metal y fuego. Gracias por leerlo y comentarlo.

    ResponderEliminar