sábado, 11 de diciembre de 2010

Brindemos

Bonita manera de celebrar el solsticio de invierno, resistiendo como una esfinge sonriente cada envite del familiar de turno. El "recién llegado", hablaba sin parar. Es decir, vomitaba palabras sin sentido, manidas expresiones que siempre se utilizan en estas reuniones sociales. Yo tenía el atizador en la mano, acababa de avivar el fuego. Me recreé en la escena que imaginaba. Veía su boca sangrando mientras él persistía en su soliloquio. Me giré y propuse un brindis. ¡Por Tutatis!

Damadeltablero


5 comentarios:

  1. No habría que dar según qué ideas en estas fechas tan señaladas. ¡Por Tutatis, Dama!

    ResponderEliminar
  2. Muy divertido, Dama y muy bien escrito. Y además, gracias a ti, he aprendido quien es Tutatis. ¡Por Tutatis!

    ResponderEliminar
  3. Yo también he aprendido quién era Tutatis gracias a tu estupendo relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Por Tutatis, Dama!. Diantres... hay que prepararse para lo que se avecina. El sarcasmo lo haces tuyo. Me gusta, amiga. Brindo contigo.

    ResponderEliminar
  5. damadeltablero12/12/10 20:51

    Brindo con todos vosotros, amigos. Un placer leeros, un placer coincidir en esta, nuestra página. Brindemos por ello y...¡por Tutatis!

    ResponderEliminar