lunes, 6 de diciembre de 2010

Pobre pero honrao

Era pobre y vendía kleenex en los semáforos, o se buscaba la vida como podía. También era un tipo serio, con principios y coherencia. Nada que ver con esos personajes de las revistas podridos de dinero, frívolos hasta el delirio y sin nada en la vida por lo que luchar. Cómo los envidiaba.

hawk


1 comentario:

  1. Me sigue pareciendo un gran mr.Yo lo leo perfectamente.

    ResponderEliminar