lunes, 6 de diciembre de 2010

Pobre pero honrao

Era pobre y vendía kleenex en los semáforos, o se buscaba la vida como podí­a. También era un tipo serio, con principios y coherencia. Nada que ver con esos personajes de las revistas podridos de dinero, frí­volos hasta el delirio y sin nada en la vida por lo que luchar. ¡Cómo los envidiaba!

hawk

6 comentarios:

  1. Disculpar el ensuciamiento al poner el relato. No sé que habré hecho mal.

    ResponderEliminar
  2. Papelylápiz6/12/10 19:42

    Se entiende, pero fastidia ¿verdad?. A mí también me pasa. Con tu permiso, encargo al Administrador que te lo arregle.
    Por lo demás, me encanta el micro, Hawk.

    ResponderEliminar
  3. Genial, hawk. Me ha encantado el relato.

    ResponderEliminar
  4. damadeltablero6/12/10 22:40

    Me alegra encontrar un micro, en esta página. Además tiene fuerza, argumento y se desarrolla perfectamente en 500 caracteres. Muy bueno, como siempre Hawk.

    ResponderEliminar
  5. Hasta le han sobrado, Dama. Cojonudo Hawk, qué decirte.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestros comentarios. Gracias papelylapiz por tomarte la molestia de resolver el problemilla de los acentos.

    ResponderEliminar