jueves, 30 de diciembre de 2010

Propósitos de un nuevo año

Después de recibir la llamada, imaginó sus expectativas más optimistas: "Le prepararía pescado y vino blanco, mientras ella tranquilamente se bañaba. Le daría un masaje de cuerpo entero con cremas y aceites. Harían el amor toda la noche, dejándole a ella encima, a su gusto, manejar siempre se le dio bien".
Ella, repasaba mentalmente por el camino sus pautas: "El amor no puede entrar y salir como el que va de compras, a veces te necesito para mi sola. No te puedo compartir siempre. Eres mío".


21

Blogged with MessageDance using Gmail

4 comentarios:

  1. damadeltablero30/12/10 17:24

    Magníficos propósitos para comenzar el año o, por qué no, cualquier noche de esas mágicas que nos encontramos, a veces, en medio de lo cotidiano.
    Un buen micro 21, con una frase terrorífica como final.

    ResponderEliminar
  2. Hummm, tiene un algo "malrróllico" (perdón por el palabro) que me gusta. Muy bueno, 21

    ResponderEliminar
  3. @Hank
    Pero es que lo tiene. Algo me dice que no saldrá bien. Demasiado esfuerzo y concesiones... al fin y al cabo son propósitos. Gracias, Hank.

    ResponderEliminar
  4. @damadeltablero
    Las prohibiciones y las obligaciones son hijas de la misma madre. Necesarias para cumplir un propósito, por eso pocos de estos llegan a la orilla.
    Estoy de acuerdo contigo, siempre que se pueda, todas las veladas especiales no deberían ser postergadas para una fecha en particular, deben de hacerse cuando estemos más receptivos y dispuestos para ello. Gracias, damadeltablero. Un abrazo.

    ResponderEliminar