jueves, 23 de diciembre de 2010

Sorpresa

Cuando Philip Marlowe encendió la luz de su despacho, un hombre sentado en su silla lo apuntaba con una pistola. Quizá Chandler dejó de escribir en este punto. Yo lo hago en este otro.

Heartguitar

1 comentario:

  1. eres un crack. muy lindo. feliz navidad

    ResponderEliminar