martes, 4 de enero de 2011

Espiral

Vivía en una malla cuadriculada.Trabajaba en el sector exterior, dibujando sus límites.Un trabajo extenuante.Siempre trazando líneas y ángulos rectos, de exquisita precisión.Sus vecinos de los cuadrados adyacentes, le tenían por una persona controlada, recta y firme de carácter.Hasta que cerraba la puerta del cuadrado.Dentro de él, vivía la curva y la asimetría más salvaje.Toda su intimidad giraba dentro una espiral,desde donde soñaba con borrar el sistema cuadriculado aniquilador de creatividad

Damadeltablero

Blogged with MessageDance using Gmail

2 comentarios:

  1. ¿Por qué no intentamos ser más regulares en nuestro comportamiento intimo y público?. Creo que esa es la base de tu personaje. Los demás solo ven líneas y ángulos rectos, todo precisión. Mientras su intimidad y a puerta cerrada, la espiral, la curva, la asimetría, la irregularidad más salvaje campa a sus anchas. Especial, Dama. Reconozco a mucha gente, a demasiados que no se atreven a ser libres en el exterior. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cormoran5/1/11 17:22

    Creo que nos pasa a todos en cierto grado. Tenemos varias personalidades que utilizamos en cada momento, como se supone es más correcto, y el verdadero yo solo sale en lo más íntimo de cada uno, por miedo a ser dañado, destruido.

    ResponderEliminar