viernes, 21 de enero de 2011

Momentos únicos

Dueño de una rebelde ansiedad. Víctima y esclavo de mis excesos, caminaba por rutas desconocidas, buscando una poda urgente que me llenara de paz.
Encontré un bazar peculiar, donde se compraban y vendían artículos no materiales. Busqué en la "v" de voluntad, comprando cien gramos y también bebí cincuenta gramos bien diluidos de paciencia. Intenté desprenderme de una porción de adrenalina y algo de locuacidad, ahora que no la utilizo tanto.
No fue posible, los excesos entran y salen sin avisar.

21

Blogged with MessageDance using Gmail

1 comentario:

  1. tallaets21/1/11 6:29

    Toda la razón, 21. Soy impaciente y adrenalítico. Aunque voluntad no falta.

    ResponderEliminar