sábado, 22 de enero de 2011

Pretérito imperfecto, futuro perfecto

Yo había amado su risa.
Había reído sus chistes.
Había sentido su tacto.

Yo había llenado sus silencios
y había tocado su piel

El había sentido mi ausencia
Había olvidado mis carcajadas
Habia escuchado mi llanto

El había decidido diluirse
y no había entendido mi sed.

Yo decidíré seguir.
Yo abrazaré el horizonte.
Y apostaré por vivir


Albada

Blogged with MessageDance using Gmail

7 comentarios:

  1. Presente
    Yo te aplaudo...

    ResponderEliminar
  2. Estupendo poema, Albada. Siempre es un placer leerte por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cormoran24/1/11 9:52

    Precioso, con fuerza y energía. Cargado de experiencia, sin miedos.

    ResponderEliminar
  4. El título ayuda mucho, Albada. El presente está habitado con la esperanza de construir un futuro acorde con el esfuerzo y el sentir vividos. Muy bonito. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Sara, Cormoran, 21. Sois muy amables.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/4/13 23:29

    ¡Qué bonito!

    ResponderEliminar