lunes, 21 de marzo de 2011

Cine de acción

Acomodado en la butaca, el hombre soñaba que nada le impedía disfrutar del estreno de la película (que no tenía que estirar la cabeza detrás del peinado de la señora de adelante, ni debía oír cuchicheos, chasquidos o palomitas masticándose), cuando, de repente, un fuerte tiroteo lo despertó. Se encontró frente a una escena dantesca, cubierto de sangre que no era suya. Todos los que se sentaban próximos a él habían caído abatidos. Desde la pantalla, un imponente soldado equipado con munición y metralleta, le guiñaba un ojo.

Saryle

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

4 comentarios:

  1. Si es que la ciencia avanza que es una barbaridad, has conseguido lo que cualquier director sueña, meter al espectador en la peli.

    ResponderEliminar
  2. Bien por el soldado. Hace años dejé de ir al cine por lo descrito. Las palomitas, bebidas, cuchicheos... Al final no me enteraba de la peli. Si en esos momentos me dejaban una metralleta....

    ResponderEliminar
  3. Tagore12322/3/11 12:22

    Jajaja Sara, en realidad se cumplieron sus sueños mas secretos..... Estar solo en un cine de estreno..... Muy bueno. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. En las películas de acción se deshacen con tanta facilidad de aquello que les incomoda... que da la falsa sensación de que así se solucionan muchos problemas.
    Gracias Marga, Cormorán y Tagore por vuestros comentarios.
    Como siempre, podéis ver la ilustración en mi blog.

    ResponderEliminar