martes, 14 de junio de 2011

Darme de baja en Relatarium 280 y

Hay etapas en la vida donde la propia vida parece alfombrar los sueños y donde gozar sin más es el objetivo, el inicio y el camino.

La etapa de relatarium me ha dado la oportunidad de compartir una afición que no busqué ni busco.
Escribir ha sido un placer, es un placer y seguirá siéndolo para mí hasta que mi mente no pueda soñar, imaginar o enunciar, o mis manos impidan articular un lápiz o un teclado.
Me tengo por resiliente y renazco más liviana, más curtida y más sabia.
Gracias. Que la vida os colme de felicidad. Suerte.


Albada

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

6 comentarios:

  1. Espero que reconsideres tu postura, Albada, y poder seguir disfrutando de tus relatos. Yo te echaré de menos. Dejaré la puerta entreabierta por si decides volver...

    ResponderEliminar
  2. El 31 de agosto pasado, a esta hora más o menos (23:51, para ser más precisos), Pollokongrio lanzaba el primer correo que daría origen a este blog. Y desde aquella medianoche, los microrrelatos y nosotros, sus pequeños autores, subimos y bajamos al ritmo de las olas del tiempo. Fuimos felices, nos ofuscamos, nos reímos, protestamos, disentimos, nos quejamos, me sentí mal (pero volví), tuvimos invitados, se marcharon, se quedaron y leímos otras voces, conocimos otros nombres, algunos nos entendieron, otros no (o no nos supimos/sabemos explicar), nos alejamos, acercamos y nos dejamos llevar por las palabras (las dulces y las otras), pero también por las sonrisas y hasta por algunos pellizcos de sueños increíbles. Pero ocho meses después, OCHO MESES, aquí SEGUIMOS. Y casi con más fuerza y entusiasmo que el espacio que nos dio origen. Tal vez gracias al empeño de un pequeño grupo de incombustibles que siguen, siguen y siguen (y entre los que no me encuentro, pero a quienes agradezco infinitamente su constancia) o porque necesitamos leernos y escribirnos, o simplemente, porque nos gusta Relatarium. Además, desde aquí, como me escribió Pollokongrio, "hacéis cosas", unos, blogs, Gabriel un libro, otros, fotos, poemas, relatos, ilustraciones o acampadas. Pero aquí seguimos. Unos más, otros menos, con más o menos ganas, pero seguimos. Y los que nos vamos, terminamos volviendo. ¿Por qué será? Albada, bella dama, tómate el tiempo que quieras, que como dice Hank y como me ha dicho Alsquare más de una vez, esta sigue siendo y siempre será, tu casa. Y no hay nadie que pueda echarte de tu casa (casi me atrevería a decir, que ni tú misma, :)) Por mi parte, gracias por regalarme cada una de tus palabras, tu sabiduría y tu fuerza, Albada, y hasta… tu próximo micro o tu próximo comentario en… nuestro Relatarium.

    ResponderEliminar
  3. Albada: no sé qué ha pasado, pero creo que Mirina tiene razón. Por aquí ha ocurrido de todo, y unque parezca sorprendente, se viven los problemas de la "convivencia" aunque sólo seamos "amigos virtuales". Pero amigos con los que nos familiarizamos y, al fin y al cabo, echamos de menos.
    Hasta pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo15/6/11 9:39

    Por suerte, esta casa tiene pinta de durar, así que aquí tenemos todos un hueco en el que cobijarnos, cuando queramos, como queramos.
    Espero que te entren ganas de volver pronto, entre tanto suerte, aquí estaremos esperando tus relatos el día que te apetezca volver. Un beso.

    DESASOSEGADA

    ResponderEliminar
  5. Gabriel Palafox15/6/11 9:57

    Albada, por mi parte, como ya te he dicho en mi mensaje privado por el Eskup, sería una gran pérdida para todos nosotros tu defintiva ausencia. Todos tenemos nuestros tiempos y nuestras intermitencias, pero tan cierto como eso es que tenemos esta casa común, donde más pronto que tarde a todos nos apetece volver. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tagore12328/6/11 0:03

    Albada, me niego a creer lo que leo. Me niego a no seguir leyendo tus micros, aunque sea de higos a brevas. Por favor, no lo dejes. Opino lo que Mirina. Tómate ese respiro y vuelve. Perdona mi egoismo, pero NECESITO y QUIERO seguir leyéndote. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar