martes, 12 de julio de 2011

Los viejos amigos

El verano trae playa, sol y ... reencuentro con los amigos.
Algo se esponja en el alma cuando nos reunimos con las gentes del ayer. Un día la vida nos separó, esparciéndonos por el mundo, para hacer lo que teníamos que hacer: vivir.
Hoy, juntos de nuevo, hacemos cuentas y reunimos un montón de fracasos, algún éxito, amores, separaciones, reinicios, lágrimas y risas.
Ahora, con algún pelo de menos y algún kilo de más, brindamos por el futuro, por lo que está por llegar, por la vida; nada más y nada menos.


desasosegada

Blogged with MessageDance using Gmail Reply On Twitter

2 comentarios:

  1. Gabriel Palafox/Fco. rodríguez Tejedor12/7/11 19:23

    En este tipo de relatos es donde, a mi juicio, nuestra querida y desasosegada Marga da lo mejor de sí, que no es poco, como todos sabemos. Momentos sencillos, probablemente experimentados por todos, pero a los que hay que saber poner la música adecuada para volverlos a recordar y a degustar a través de otra pluma. Para volverlos a sentir y a vivir. Y a saborear, otra vez. Bebernos esa pócima, mitad triste, mitad alegre, y un tanto venenosa, que supone enfrentarse uno al ayer, al pasado que se fue.

    ResponderEliminar
  2. Reunirse con los viejos amigos es toda una experiencia, propiamente dicha. Lo has descrito con una claridad en la que todos nos reflejamos, nada más y nada menos...

    Gracias, Marga.

    ResponderEliminar