martes, 1 de noviembre de 2011

Sentimiento mágico

Eran dos rechonchos, sentimentales, pasionales.

Una proximidad en sábanas de seda, con vista a las estrellas, desencadenó en su interior una especie de energía nuclear en alza.
Una indiscreta cremallera pellizcando y los enredos en cordones impidieron el resto.

Guardan los gallumbos y la faja como reliquias.

Sentimiento mágico


Arena


3 comentarios:

  1. 16 valoraciones de una estrella + 1 valoración de cinco estrellas = 21 estrellas. Sale una media (21 : 17) de 1.235 (redondeando, 1.24). Qué curioso. O a tal vez no.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/1/12 11:49

    De un promedio de 20 que votan una estrella, quedan unos 40 que no dicen nada. Y un par qeu optan por la libertad de quien quiera decir algo por escrito para disfrutar y poderse expresar. Me identifico con éstos. toda la consideración a los 40. Y a los 20 que votan, respeto tambien. Pero a los que van pisando los talones ,tal vez, sin gustar para nada, son bien absurdos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/1/12 13:39

    @Anónimo

    Ahora son 30 lectores/as que votan 1 estrella ("malo") y 1 que vota 5 estrellas ("excelente"). ¿Quién será este votante/votanta? Teniendo en cuenta que en la mayoría de relatos no suelen votar más de 10 o 12, este relato se sale de la norma en cuanto a valoración negativa. Y no digamos otros, de la misma autora, p. ej., "Sialls": 52 votos con un promedio de 1.17.

    Este blog lo visitan lectores que no están en la lista de 68 miembros que aparece en el margen izquierdo, y, de estos últimos, hay bastantes que ya ni siquiera visitan este blog. Por tanto, 20, 30 o 50 votos negativos reflejan un inequívoco rechazo generalizado. El veredicto de los lectores sobre esta autora, y no ya sólo de uno o pocos de sus textos, no puede ser más claro. No hay que hacer interpretaciones retorcidas para ver cómo dar la vuelta a la tortilla. Por lo demás, explicaciones retorcidas e interesadas, aparte de incoherentes, por parte de alguien que dice no fijarse en las votaciones...Es lo que hay, y no hay otra realidad.

    ResponderEliminar