lunes, 12 de diciembre de 2011

Cosas sencillas

Tenía que escribir sobre el amor, así que con la pluma apretada entre los dientes, abrí el arcón en cuya tapa figura tal nombre.
De él salieron palabras enormes: felicidad, pasión, ausencia, siempre, nunca, desesperación, etc...
Un poco mareada con tal despliegue de recuerdos, recordé el calor de tu mano sobre la mía en las noches heladas del invierno.
Cerré el cajón de golpe y me apresuré preparar "una cena especial" con la que celebrar que hoy es un día normal y nosotros una pareja como tantas.


desasosegada


2 comentarios:

  1. Gabriel Palafox13/12/11 13:38

    Sí, Marga, muy bien expresada esa sutil diferencia, entre "escribir sobre el amor", y vivirlo. Espero, no obstante, en nuestra condición de escritores, la lectura de esa "cena tan especial" en los próximos días. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paco, un día podíamos hacer una tormenta de ideas y escribir todos sobre "una cena especial" a ver que sale, seguro que cada uno la imagina de una manera.
    Un beso.

    ResponderEliminar