martes, 28 de febrero de 2012

Cinco ratoncitos

Encontró al primer ratoncito el día en que entró a vivir en su casa del campo. Preso de la compasión ecológica, lo atrapó y, con una caricia amorosa, lo soltó entre el césped. Al segundo ratoncito lo soltó sin demasiadas contemplaciones. Arrojó al tercero por la ventana abierta, aunque había un par de metros hasta el suelo. Largó de un fuerte puntapié al cuarto. Puso trampas y atrapó al quinto. Cogió tenazas, unas tijeras podadoras y se tomó su tiempo para torturarlo lenta, sádicamente...
Hank66

6 comentarios:

  1. Una colina de cambios afectivos ante un pequeño inquilino no deseado.
    No quisiera ser el sexto ratoncito.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Lo del sexto ratoncito ya me pareció muy fuerte como para ponerlo aquí. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Es la diferencia entre uno y una plaga... Muy en tu estilo, Hank.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Llámame cuando entre el sexto...tengo a Eduardo manostijeras en paro esperando superar el "trabajo" realizado en el quinto

    Tim Burton

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias. Sara! Eduardo Manostijeras, hummm, creo que ante la mención del personaje no habrá ratón que se atreva a entrar en casa, jejeje.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar