miércoles, 15 de febrero de 2012

El globo silencioso

Querías ver mis fotos de infancia y saqué la caja de latón.
Preguntaste por esa foto en la que sostengo un globo con mirada triste, pero yo no recordaba nada ¿o sí?

Solía jugar un rato después de comer dando fogosas patadas al balón. Pero había días en los que mi padre me cambiaba el balón por un globo, eso significaba que la mamá se encontraba peor.
Por supuesto, nadie me impuso nunca esa "ley de silencio" pero yo la acataba sumisa, eso sí, odiaba el globo.
Quizás el de la foto fuera uno de "esos días"





desasosegada


3 comentarios:

  1. Muy bonita asociación de ideas surgida como la lava del volcán de los recuerdos. La tristeza adopta, de forma inusual, la forma de un globo.

    Un abrazo

    country49

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/2/12 9:31

    Muy hermoso y muy triste.

    ResponderEliminar