miércoles, 15 de febrero de 2012

Trickle-down

En un descuido imperdonable, dejó caer un mendrugo.

En ese preciso instante, supo que él y los suyos estaban perdidos.


5 comentarios:

  1. Breve y buen micro sobre el efecto "goteo"

    country49

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/2/12 9:17

    !Jo! tan pequeño y tan fuerte. marga.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo16/2/12 9:29

    He intentado buscar un cuento que me ha traido a la cabeza tu relato y que retrata la misma realidad desde otro punto de vista y...!!!ya lo encontré!!!, se llama la barra de pan y es de Manuel Rivas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He buscado y leído el pequeño cuento de Manuel Rivas. Me parece espléndido. En mi nanorrelato (si se me permite llamarlo así), creo que se entiende que quien deja caer el mendrugo no tiene ni mucho menos el espíritu de la madre del relato de Rivas. Necesitamos más madres como la del cuento de Manuel Rivas, y menos tipejos egoístas como el del mío. Lamentablemente, tenemos (padecemos) justamente lo contrario de lo que necesitamos.

      Eliminar
    2. Por cierto, el título forma parte del relato. Creo que tomado así, en conjunto, puede ayudar a darle el sentido pretendido (sin el título se podría entender al revés).

      Eliminar