lunes, 24 de septiembre de 2012

Frustración

Petrificados quedaron los castillos cuando vieron que una ola destruía a los niños de arena. http://microseñalesdehumo.blogspot.com

5 comentarios:

  1. Buen ejemplo de que no hay excusas de espacio cuando sobra la imaginación. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por vuestros comentarios.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar