martes, 6 de noviembre de 2012

Atribuciones

Todos me atribuyen cualidades de las que carezco. Por ejemplo, la elegancia, yo que siempre fui descuidado en el vestir. O poseedor de una inigualable voz, yo que no he cantado ni en la iglesia. U honrado, a pesar de mis reiteradas apropiaciones indebidas. He procurado defraudar a mis halagadores pero no lo he conseguido. Sigo siendo blanco de comentarios laudatorios inmerecidos. Incluso, ahora, la gente ensalza la forma en la que cometí el vil asesinato por el que he sido condenado a muerte.

country49


3 comentarios:

  1. Para echarte a ti entonces una maldición habría que decirte ¡buena suerte!. O ¡Que te vaya bien!. Así que mejor no lo hagamos, no vaya a ser que se líe el asunto. Buen relato, esto sí literalmente.

    ResponderEliminar
  2. Que alegria verte en algun sitio a Country. Un relato con la vuelta de calcetín en cada párrafo. Perfectamente decuado a lo que se va viendo a través del tiempo. Como el lado oculto de la luna. Manejas multitud de temas con agilidad.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo veneciano8/11/12 1:09

    Interesante y divertido juego dialéctico. Me parece que, aunque no haya sido su intención, también se burla usted de lo políticamente correcto. Me congratula la advertencia.
    ¿No sabremos superar tanta memez? ¿No seremos capaces de reconocer que hemos vomitado sobre unos antiguos prejuicios para encadenarnos a otros nuevos, aún peores?

    ResponderEliminar