jueves, 28 de febrero de 2013

Insectos

Nunca tuvo otra pasión que los insectos. De niño coleccionaba escarabajos y organizaba carreras de cucarachas. De adulto se hizo entomólogo y se recluyó ascéticamente en su laboratorio. No conoció otro amor que los lepidópteros, arquípteros e himenópteros, y éstos le correspondieron generosamente: cátedras, premios extraordinarios, doctorados honoris causa… Un día vio en una tienda de antigüedades un tierno caballito de madera y, presa de un rapto sentimental, lo llevó al laboratorio. No se percató del sobresalto en la urna de las arañas, las miradas reviradas de las mantis religiosas y, sobre todo, la inusual actividad de las termitas. Al regreso de un congreso en otra ciudad, en el lugar del caballito sólo encontró un montón de polvo. Las termitas reposaban satisfechas, las mantis, con las patas cruzadas y la mirada perdida, parecían disimular, y las orugas procesionarias dibujaban en el suelo una advertencia: “Nunca más”.

El Manco del Espanto

6 comentarios:

  1. !Bienvenido!
    Tu relato nos recuerda lo peligrosos que son los mundos cerrados. Me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1/3/13 15:32

      Bienhallada-os-as. Más me gusta a mi tu amabilidad. Mi relato, conscientemente, sólo pretende jugar y gustar, pero agradezco tu interpretación, a lo mejor tienes línea directa con mi inconsciente.
      Besos.
      El Manco del Espanto.

      Eliminar
  2. Anónimo2/3/13 15:32

    Hay amores que matan. Me gusta, Manco, aunque no precisamente para las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2/3/13 18:18

      Gracias. Pero ¿para las letras? No sé, algo se me escapa.

      Eliminar
  3. Anónimo2/3/13 21:46

    Escribes bien, a eso me refería. Tu relato se lee muy fácil, y pese a tanto bichejo, queda limpio, y tiene su gracia. Solo me dio en la vista la tilde de "sólo (encontró un montón de polvo)". Apliqué la ortodoxia de la RAE cuando dijo que ya no se tildaba y ahora es pura obsesión. OMG!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3/3/13 0:26

      Gracias otra vez, claro, "manco pero no para las letras", no había caído, qué tonto. Jo, muchas gracias. Y lo de las tildes, después de lo que nos costó en su momento meternos las normas en la cabeza, a algunos los últimos cambios nos pillan ya un poco encallecidos. Qué le vamos a hacer.

      Eliminar