viernes, 1 de marzo de 2013

COMO DIOSES

Paseo deprisa aunque sin prisa, con la cabeza en mis cosas.
Me cruzo con conocidos sin verlos y los atractivos escaparates son, para mí, opacos.
“¿Adónde vas, loca? ¿En que irás pensando?”
¿Y como decirles la verdad?... como contarles que justo cuando ellos me paran estoy a punto de resolver crimen, de suicidarme o de que me toque la lotería.
Todos los que me estáis leyendo, todos los que pergeñáis historias, sabéis que cualquier ficción nos obliga a tomar un montón de  decisiones ¿Qué le abandone su mujer o que le perdone? ¿Qué se ahogue o que llegue un salvador?
Tenemos el privilegio de tener  por un instante el destino en nuestras manos y lo barajamos a nuestro antojo, somos dioses en nuestro mundo de palabras.
desasosegada



3 comentarios:

  1. Anónimo3/3/13 11:48

    Hola, desasosegada. Me gustan tus relatos porque hablan de tí, cuentan vivencias, sensaciones, te descubren y permiten conocerte, acceder a tu sensibilidad y a tu intimidad. Eso es mucho. Mas si me permites un comentario técnico, tengo entendido que un requisito del microrrelato es la narratividad, contar una historia, algo que sucede, con personajes, planteamiento, nudo, alguna acción y desenlace. Por ejemplo en tu relato "Trastos" al final dices que los zapatos abandonados sugieren historias. ¿No te animarías a contar alguna? Disculpa el atrevimiengto, además sólo he leído unos pocos y a lo mejor estoy prejuzgando. Y bueno, escribe como quieras, me gusta igual, y además me gusta lo que se trasluce de ti como persona. Besos.

    El Manco del Espanto

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/3/13 12:03

    Hola de nuevo, desasosegada, otra vez yo. He leido algunos otros relatos tuyos y sí que hay historias, además interesantes y sensibles. Así que rectifico sin ningún problema. Si de todos modos sacas algún provecho de mi comentario anterior, pues estupendo, y si no también. Yo ya estoy aprendiendo leyéndote a ti.

    Besos.

    El Manco del Espanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por leer mis bobadillas, efectivamente no siempre son historias, pero muchas más de las que parece.
      Suelo emplear la primera persona en estos relatos cortos, así que muchas de las reflexiones que parecen biográficas son realmente ficciones, seguramente las cosas que parecen ficciones sean biográficas... quien sabe.
      Un abrazo.

      Eliminar