miércoles, 6 de marzo de 2013

Diario de una mujer con mala suerte

- 06/03/2013 Lo sabía, todos son iguales, no llevamos viviendo juntos ni dos semanas y ya me engaña, se lo noto en la mirada.
- 07/03/2013 Tengo los juanetes hechos polvo. Le he seguido, no debería haberlo hecho, pero no he podido evitarlo. Lo malo ha sido que había dicho que se iba a correr y no ha hecho más que correr.
- 08/03/2013 He pasado la tarde escondida en un portal húmedo vigilando el bar en el que se reune con sus amigos, nada raro, eso sí, me huele a moho hasta el alma.
- 09/03/2013 He contratado un detective
- 13/03/2013 ¡Qué fiasco! dice que no ve nada sospechoso ¡Vaya inútil!
- 19/03/2013 Nada que reseñar
- 20/03/2013 No puedo más, voy a decirle que elija “o ella o yo”
- 21/03/2013 ¡Que cara más dura! dice que está harto de mis paranoias y que pasa de mí ¡ya sabía yo que me engañaba!
- 22/03/2013 ¡Otra vez sola! ¡Que mala suerte tengo con los hombres! Dice mi psiquiatra que vuelva a tomarme la medicación y todo irá mejor ¡Qué sabrá él sobre amor!

desasosegada

4 comentarios:

  1. Anónimo6/3/13 14:50

    Veo que tus próximas 2 semanas van a ser moviditas. La buena noticia es que ya sabes de antemano lo que va a ocurrir, lo cual reduce mucho el impacto y el disgusto. Ah, y tienes la Semana Santa justo después, a tiempo para empezar a recuperarte y planificar el siguiente intento (de qué, no es fácil de saber) ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo veneciano7/3/13 15:42

    Hay que buscar aficiones que nunca serán infieles: la ópera, una buena novela, un paseo por los Austrias. ¿Para qué nadie a nuestro lado? ¿No somos capaces de "gestionar" nuestra soledad? La convivencia harta y ata: solo unos pocos románticos son capaces de prolongarla en el tiempo.
    Siempre ofreces sentimentalismo y melancolía. Enfádate de una vez contigo misma y di: "Tú vales mucho, nena". O: "Que se mueran los feos". Yo me lo he dicho muchas veces, pero debe ser que soy guapo y estoy condenado a estas trituradoras que son la rutina y los seres humanos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/3/13 19:50

    Muy acertado micro sobre los celos infundados. No son infrecuentes esas actitudes paranoicas entre dos personas que conviven. Los celos se comportan como un cuchillo que corta una relación como si fuera una porción de mantequilla y como resultado, el / la celoso/a se toma la tostada "a secas" y fría.

    Saludos cordiales de country49

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/3/13 10:45

    Estoy completamente de acuerdo, los celos pueden convertir en humo la relación más sana.

    ResponderEliminar