sábado, 16 de marzo de 2013

RUIDITOS

Mi viejo coche está lleno de grillos. Viajar con ellos en trayectos largos te mantiene despierto pero puede volverte loco. Están escondidos en el chasis, en la transmisión, en el carburador, en la carrocería, en los amortiguadores, en el motor, en el filtro del aire, por todas partes. Invisibles pero demasiado presentes. Nada que ver con el silencio de esas noches apacibles. Se revolucionan cuando piso el acelerador y su intermitente cric-cric se hace insoportable. Sólo una imponente palmada en el salpicadero les calma durante unos minutos.

Sergi Cabrils

9 comentarios:

  1. El anónimo Jose17/3/13 0:53

    Me recuerda a nuevas formas publicitarias. La relación de desagradables obsolescencias del coche podría desembocar en el consejo de comprar el nuevo Audi A3 de 469 cv, bluetooth, climatizador interfase de autonomía recóndita,y otras singularidades que le harán a usted feliz, oiga.
    A mí también me hace mucho ruido el coche, aunque más los oídos. Y no los puedo cambiar por un gti ni acoplarles un dispositivo de siete líneas inyectoras de doble turbo, para mi desgracia.

    Se nota juventud en su relato, y juventud es espontaneidad, y espontaneidad es mucho apasionamiento y algo de romanticismo. ¿Se puede pedir más? ¿Y no es muy de agradecer dejar a un lado "Mala índole" y ponerse a contestar al bueno de Sergi, a la una menos diez de la mañana, mientras mi santa sueña y yo estoy helado sin chándal?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo17/3/13 2:37

    Gracias por dejar de lado la "Mala índole" para permitirme gozar a placer con la proyección de una rocambolesca imagen suya contestando este breve relato a eso de las dos y media de la madrugada con un jersey de cuello alto y un fínísimo tanga, para descubrir, mientras tanto, como el televisivo y populachero pitoniso Sandro Rey contesta con seguiridad el futuro de voces frágiles que necesitan de su seguridad engañosa.

    Gracias por comentar mi relato.
    Un saludo
    Sergi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El anónimo Jose17/3/13 12:18

      Yo de tv poco, solo algún reportaje sobre Chueca (el compositor o el arquitecto). Mis mortificantes oídos, que Segi ignora, me dirigen a escapar del silencio en busca de los hermosos sonidos de Bach, estos días más necesario y adecuado que nunca. ¿Sabía usted que "la pasión según San Mateo" estuvo oculta en un cajón durante un siglo porque en su estreno el respetable silbó y protestó ante semejante bodrio?
      Le estoy regalando cultura sin parar y usted me ofrece a Juan Carlos Rey retozando con Zorrinna.
      Sergi, nos vamos advertir, entre relato y relato.
      Desde este otro lado del atlántico español que es Madrid, reciba el ósculo de la paz.

      Eliminar
  3. Querido amigo "anónimo José", aunque parezca extraño la cultura está empastrada por todas partes. Yo soy más de Gran Hermano y de los sonidos que proyecta algún extraño artefacto de metal los días de niebla.
    Desde más allá de la Sierra de Irta y de la Torre Badum del maestrazgo le hago llegar por medio de ondas elipticas mi círcluo "julajop" del buen rollito y viceversa.
    Saludos con nocilla (o nutella)

    Sergi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El anónimo Jose17/3/13 23:34

      Onda elípticas no, se lo suplico. Infórmese de lo que son los acúfenos y descubrirá una tortura que afortunadamente desconocía.
      Creí que alguien me iba a reprender por escribir "advertir" en vez de "divertir", pero debe ser que todos conocen la respuesta de Gómez de la Serna a un periodista listillo. Naturalmente, para otra vez quedará contar la anécdota.
      Además en Ortaleza me han dicho que en verano hace más calor que en invierno. Y servidora duda y duda del subliminal mensaje
      Buena noche y buen abrazo, Sergi.

      Eliminar
    2. Anónimo18/3/13 2:05

      Bien hallado "anónimo Jose", por un momento yo si que pensé en reprenderle por ese leve error de continente pero más grave en cuanto al contenido. ¡Que va...no pasa nada!,ya había intuido su fino sentido del humor cuando asomó su cabeza de trobador, por eso, para ponerme en la piel de sus escritos le imagino vestido con gruesos leotardos y recitando bajo la luz de la luna palabras entonadas en castings de Operación Triunfo o programas de esa índole que seguro tanto le gustan. Le gusta poner a prueba a su público con canciones que esconden palabras trampa para reirse de ellos.No a mala fe, no, pero sí como los pitoniosos populacheros cuando llegan a su casa y repasan las mentiras del día que otros toman como alentadoras. No es difícil imaginarle semidesnudo en los amplios y bien arados campos de Ortaleza comiendo, al aire libre, las frescas y gustosas ortalizas con su espalda blanca llena de granos rojos y tatuajes de frases resultonas entre los huecos libres que dejan esos pequeños volcanes a punto de estallar.
      Es tarde y quiere llover.

      Un saludo, un abrazo y unas zurritas a ese culito de pitimini.

      Sergi

      Eliminar
    3. Ah...se me olvidaba. Con las ondas elípticas no pretendía causarle el daño que usted compara con esos odiosos e insoportables acúfenos (me informé) que cita en su escrito. Nada de eso, por Dios. Yo le envio armonia y movimiento circular. Le envio mi "julajop" del buen rollito para que baile al son de cualquier musiquilla mientras mueve sus caderas dentro del aro milagroso. Hay otra opción de usarlo y es prendiéndole fuego, como en el circo, pero esa no se la recomiendo.

      Un saludo con tropezones de espinaca.
      Sergi

      Eliminar
    4. "Trobador" de Trobar de Morte... un grupo de música medieval, neoclásica, faérica y darkwave. Están en la wikipedia.

      Resaludos.

      Eliminar
  4. Cric-cric, suena a verano. ¡Y otra de Nutella para mí!

    ResponderEliminar