martes, 23 de abril de 2013

El corrector incorregible

Mi mujer se llama Bibi, y siempre se está quejando de mi deformación profesional. Soy corrector de textos, y de los mejores. ¿Qué le voy a hacer? Bibi no soporta que siempre vaya recogiendo todos los papeles del suelo y encima los lea de principio a fin. O de fin a principio, porque además tengo la manía de empezarlos por el final. Y que, atento sólo a la ortografía y al estilo, ni siquiera me entere del contenido de lo que leo. Hoy mismo, al volver de la editorial, he encontrado en el portal de casa esta nota manuscrita que alguien ha perdido. Es evidentemente una nota confidencial, pero ¿en qué dirán ustedes que me fijo yo? Pues en la “k” de ese “te kiero” de despedida, escrito así, con “k”, estilo bakala, o perroflauta, o qué se yo. La gente escribe que da pena. O en ese “Dale ya puerta a tu maromo y píratelas conmigo”, que no puede ser más barriobajero. ¿Qué va a ser de nuestro idioma? Y sobre todo vean este desastroso encabezamiento: “Querida Viviana”. ¡Con dos uves, por favor, qué disparate, cuando es bien sabido que se escribe con dos bes! ¿Adónde vamos a llegar?

El Manco del Espanto

25 comentarios:

  1. Se le ha escapado algo, incorregible corrector.
    Saludos de la obsesiva compulsiva, que igualmente no soporta el "ola k ase".

    ResponderEliminar
  2. Ole, esto sí que es magia y comunicación intertextual. Pero ¿qué se me ha escapado qué? Yo creo que he cazado todos los gazapos del texto. ¿Y quién será esa tal Vivi? ¿Uh?

    El Incorregible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sé yo, qué sé yo...

      La señora "Ma"tilde :)

      Eliminar
  3. Anónimo24/4/13 8:55

    Un simple lapsus mecanográfico, puntillosa señora Ma-tilde, quería escribir "¿que se me ha escapado qué?". Ya ve que no soy tan incorregible.

    El incorregible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Manco incorregible, me refería a que le faltó a usted la (Ma)tilde en su relato, no en su respuesta, que interpreté con ansia interrogativa por su parte como "¿Qué se me ha escapado, qué?", en cuyo caso sí que eché de menos esa última coma. Examine usted esta frase de su relato:

      "Pues en la “k” de ese “te kiero” de despedida, escrito así, con “k”, estilo bakala, o perroflauta, o qué se yo."

      Por cierto, su Bibi, se la está pegando...

      Eliminar
  4. Muchas gracias, Miguel.

    Señota Ma-tilde, dedicarse a corregir y señalar tildes y comas en textos ajenos es oficio de pequeños inquisidores y síntoma de enanismo mental. A la gente así en buen castellano se los llama huelebraguetas. Amplíe su vocabulario y de paso ensanche su mente. De nada.

    ¿De verdad que Bibi me la está pegando? Oh, gracias. Ya veo que es usted incapaz de ir más allá de la pura literalidad.

    El Incorregible

    ResponderEliminar
  5. Es posible que me haya excedido en mi comentario anterior. Este tipo de comunicación tiene muchas limitaciones y se presta a malentendidos, se pìerden matices y se puede malinterpretar la intención del otro. Si es así lo lamento sinceramente y pido disculpas a quien esté tras el apodo "Ma-tilde" y a las demás personas.

    El Incorregible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Too late, el tono era bastante subidito... Hasta ahora, gustaba de leer sus relatos, pero con esa acritud de autor iracundo que gasta, ya me guardaré, ya... Me permití el juego de corregirle animada por la temática misma del relato, y por qué no, porque por mi, llamémosle, deformación profesional, gusto de leer buen contenido presentado con buena forma. Es más, en mi respuesta anterior, se me escapó una coma innecesaria y a punto estuve de corregirme a mí misma, pero no quería pecar de entrometida; se trata de su sección, su relato y los comentarios de sus amados lectores. Lo del apodo "Ma-tilde", solo era un juego de palabras al hilo de que le faltaba la TILDE en el presente de primera persona del verbo saber: “sé” ("... qué SÉ yo"). No me sea usted incapaz de ir más allá de la pura literalidad (sic). Como ve, no es apodo ni nada, si tuviera que identificarme con algún apodo, soy una tal "muskita". Contribuyo esporádicamente con alguna creación, pero se ve que soy buena diana para que el personal descargue su frustración conmigo. Me resisto a creer en los engreídos, pero haberlos, haylos.

      Eliminar
    2. Soy yo otra vez.... Solo quería hacer un apunte curioso, casi todas mis aportaciones a este blog son anónimas, como la última, el relato de los obsesivos compulsivos, que usted tan jocosamente laureó y por el que, según sus palabras, se animó a publicar este que nos ocupa. ¡Los designios del Señor son inescrutables! Y ya para rizar el rizo, la RAE recomienda no tildar "solo" de solamente. Hay queda eso.
      Excepto el del amigo Miguel, el resto de comentarios que ve en esta sección son míos, muskita-vengadora, por si se lía usted más.

      Eliminar
    3. Ahí hay una rencorosa ofendida que dice ¡ay!
      (Hay)/Ahí queda eso. ¡Voy a estar fustigándome lo que queda de semana!
      Justo castigo para mí.

      Eliminar
  6. En fin, veo que lo de las tildes es una fijación como otra cualquiera. Usted habla de engreidos, usted sabrá de quien habla, es un juicio temerario, pero entiendo que quiera desahogarse de cualquier manera. Lo de Ma-tilde ya lo había pillado, oiga. Otra cosa, si usted suele ser buena diana para que el personal la maltrate aquí, quizás es que deba poner especial atención al tono y la oportunidad de sus intervenciones, ya he dicho que esto se presta mucho a malentendidos y roces, por lo que hay que ser muy cuidadoso. Ah, y con un poco de suerte supongo que ya habrá encontrado dos o tres tildes más que corregir. Tómeselo con humor, que no lo digo con mala baba.

    De verdad que siento todo esto, y más habiendo habido ya entre nosotros comunicaciones anteriores más gratas. Desahogados todos, quizás hubiera resquicio a un final más conciliador, pero en fin, si usted piensa que es "too late" lo lamento y no sé si puedo hacer algo. He ofrecido mis disculpas, si puedo hacer algo más dígamelo. De todos modos aquí estoy.

    El Incorregible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se cruzaron respuestas. Yo ya tengo mi castigo y mi dosis de drama queen por hoy. Ahora me dedicaré a placeres más mundanos y menos literarios, que tanta letra nubla la vista.
      Le seguiré desde la sombra... Sobre lo de diana, alguna vez pusieron a juicio mi aligerada moral para determinados temas, pero fue todo muy divertido. Yo me reí mucho, como en esta ocasión, aunque se ha gastado más mala baba usted. Me molesta más que me juzguen tonta que vulgar.
      Por cierto, ¿va a abandonar su anterior apodo? Para saber identificarle y apuntar directamente a la yugular. ¡Zas!

      Eliminar
    2. Si de verdad se ha divertido con este rifirrafe, pues oye, mejor así. Y ahora, amiga Muskita, te pido perdón por toda inconveniencia que haya podido dirigirte en mensajes anteriores, y por supuesto las retiro una a una. Te lo digo de corazón. Me darías una alegría si aceptases mis disculpas.

      El Manco

      Eliminar
    3. Anónimo25/4/13 8:43

      Quédese usted tranquilo, pero no me tenga por una inquisidora ortográfica, solo me sentí con confianza para "corregirle" por el tono cordial, en absoluto voy imponiendo nada, y mira que por aquí se ve cada perla.... Es mi profesión, ya se lo dije, y esta ha sido la primera vez que he señalado algo. Por otro lado, más dolorosa habría sido una corrección de estilo, ¿no?
      Que tenga usted un buen día,
      Muskita, ola k ase

      Eliminar
  7. Muskita, lo admito, me precipité, he sido un poco burro, pero este modo de comunicación a veces no permite adivinar el tono ni la intención de quien escribe, y si el mensaje es anónimo eso tampoco ayuda, a veces surgen paranoias. Lo lamento mucho. Me gustaría recuperar contigo (si puedo tutearte) en tono de nuestros mensajes previos a este absurdo incidente. Si firmas tus relatos los comentaré con gusto. Un saludo afectuoso, si me lo permites.

    El Manco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiguitos, pero seguiré en el anonimato, puedes jugar a adivinar si soy yo. En realidad no firmo por ningún motivo concreto, creo....

      Eliminar
  8. Creo que este relato no va de ortografía, sino de Viviana (o Bibiana), y que toda esta discusión "a due" es superflua. Puede que no carente de cierto interés, para quien esté interesado/a en rifirrafes virtuales, pero superflua, innecesaria, y que distrae de lo esencial. Bibi (Vivi).

    ResponderEliminar
  9. Anónimo26/4/13 8:50

    Tiene usted mucha razón, pero a veces las cosas vienen rodadas así. Hubo un malentendido y una persona injustamente agraviada a la que era justo dar satisfacción, y todo ese proceso consume muchas palabras. Las personas son más importantes que los relatos. Pero su observación es oportuna.

    El Manco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo26/4/13 9:24

      El tema de Bibi salió, pero se perdió entre las sombras de agravios y disculpas. ¡Cuánta energía consumida! ¿Hizo finalmente carrera con Bibi?

      Eliminar
  10. Mis últimas noticias son que el corrector incorregible andaba liado con dos compañeras de trabajo a la vez y que él mismo había celestineado entre el autor de la nota y la Bibi, a ver si se la quitaba de encima. Así que a lo mejor lo suyo no era despiste, sino indiferencia y hasta sensación de ¡bingo!. La gente sorprende. Igual nos lo cuenta en otro relato.

    El Manco

    ResponderEliminar
  11. Ya me gustaría saber qué te ha encantado, Marga. ¿El relato? Porque desde su título hasta aquí ha habido mucha tela que cortar. Metros de tela.

    El Manco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1/5/13 10:08

      el relato,por supuesto , si quieres que te diga la verdad no he leído los comentarios.

      Eliminar
    2. Anónimo1/5/13 13:05

      Gracias, Marga.

      El Manco.

      Eliminar