martes, 14 de mayo de 2013

El Magistral

La heroica ciudad duerme la siesta. Asomado a la torre de su catedral gótica, poema romántico en piedra, índice que señala al cielo, domino la muy noble y leal ciudad que es mi pasión y mi presa. Amo las alturas, por eso me satisfacen mi elevada estatura, la familiaridad con el obispo y la aristocracia local, la preeminencia que me otorga el púlpito, la admiración que arranca mi oratoria inflamada, el halo de misterio suscitado por mis viajes remotos antes de recalar en esta ciudad provinciana donde gozo del respeto de los hombres y el embeleso de las mujeres, cuya devoción encubre, lo sé, una atracción no devota. Los muy incautos no saben que, aún más que de día, los tutelo en las cálidas noches sin luna, cuando con fuerza y agilidad inhumanas escalo fachadas y patios, atisbo alcobas, sorprendo desnudos y abandonos que soñé en otra vida, cuando fui mortal.

El Manco del Espanto

16 comentarios:

  1. Este relato me suena a alguna novela famosa, pero no consigo recordar cuál.

    ResponderEliminar
  2. Te contaré que ayer noche, al pasar por delante de la catedral de mi tierra y ver, en la penumbra, sus agujas ("que acogota el cielo con su lanza")me acordé de tu relato.
    Un saludo.
    Otra cosa, arreglar el problema del que hablamos el otro día al parecer es complejo... pero están en ello.

    ResponderEliminar
  3. Es todo un detalle que te acordases. ¿Y acongoja el cielo con su lanza como el ciprés de Silos? ¿Y había luna?

    Otra cosa: ¿Burgos? ¿Santiago? (caliente) ¿León? (caliente, caliente). ¿Astorga? (¡que nos quemamos!). Ah, pero la catedral de mi relato (que también es la de mi ciudad) tiene una sola aguja.

    Y sí, claro que remite a una famosa novela, desde su mismo título y claramente. Una novela decimonónoca, como el mismo clima del relato. Pero mantengamos la adivinanza. ¿Quién se anima?

    El Manco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el primer párrafo, Quasimodo me asalta burlón para reivindicar el protagonismo de tu relato, pero en seguida vuelve a su triste condición de antihéroe.
      Saludos de Esmeralda, bueno, de tu incondicional Muskita :)

      Eliminar
  4. Muskita, siempre bienvenida. No lo había pensado, el principio y el final encajan muy bien con Nuestra Señora de París, no tanto lo del medio. Pero la novela de referencia es española, y las primeras líneas son casi literales. En cambio el final es una deriva fantasiosa.

    Esmeralda... siempre nos quedará París.

    El Manco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, principio y final. Don Juan también mostraba dotes de buen escalador, pero ya sé que tampoco es él. Lo has puesto muy fácil.
      Buenas noches desde...

      Eliminar
  5. Y sin embargo en la novela también hay un donjuán llamado Alvaro Mesía.

    El Manco

    ResponderEliminar
  6. Y buenas noches desde... Si eres Marga, has aludido al poema de Gerardo Diego sobre el ciprés de Silos y la catedral tiene dos agujas, me inclino por... Burgos.

    El Manco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Muskita, y no tengo catedrales a la vista. Mal haces confundiendo nombres de mujer. ¡Lleva cuidado no pierdas el otro brazo!

      Eliminar
    2. Anónimo18/5/13 0:00

      Por vos, Esmeralda, el Manco daría el otro brazo y hasta un tercero si lo hubiera o hubiese. Cautivo y desarmado me tenéis, gitana

      Eliminar
    3. Me guardaré entonces de cimbrear mis caderas al son de la música para no desbaratar aún más vuestros ánimos y voluntades.

      Eliminar
    4. Teneos, sujetad vuestras carnes morenas o no respondo de mi.

      Y bueno, por si le interesa a alguien, la novela de referencia es La Regenta. El Magistral (o Don Fermín de Pas) es uno de sus personajes principales.

      El Manco.

      Eliminar
    5. Anónimo20/5/13 9:42

      Lo pusiste fácil, amigo Manco. Si ejecutas el crimen perfecto alguna vez, cuidado con delatarte.
      Saludos y buena y laboriosa semana,
      M.

      Eliminar
  7. Flipo, núnca creí que hubiera dado tantos datos, pero efectivamente la ciudad es BURGOS (tierra de morcilla y frio) y la tuya.... la tuya... una sóla torre, no sé... Palencia, Sevilla, Toledo, a ver... alguna pistita más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la policía no es tonta. Y en cuanto a mi ciudad (en la que hace mucho que no vivo) la pìsta definitiva está en la novela. Es la ciudad de La Regenta y del Magistral. El nombre literario es Vetusta. Y el nombre real...

      Creo que subiré algún relato más con referencia literaria ilustre y gato encerrado. Resulta divertido esto de los acertijos.

      El Manco.

      Eliminar
  8. Vaya, un alma del norte.
    !Que lástima que no vivas allí, con lo bonita que es!

    ResponderEliminar