jueves, 26 de diciembre de 2013

Entendida en fotogenia

Admiro profundamente a esas personas que aun llenos de mierda hasta el cuello, sonríen en las fotos porque la tienen bien repartida, un séquito de gente invisible que carga cuidadosamente con la mierda que en toda su trayectoria triunfal depositan. Qué suerte la suya. Ahora, cuídate mucho de no cruzarte en su camino, son letales y nocivos, hay quien huye casi en su presencia que si es breve dos veces buena.

Anonimato

8 comentarios:

  1. A veces resplandece la belleza entre la mierda, y quizá es lo que intentan, o quizás solo fingir... Yo sólo intentaré sortearlos sin que salpique y sonreír a la cámara sólo cuando me apetezca. Saludos y Feliz Navidad, o lo que sea ;)

    ResponderEliminar
  2. Igualmente, que sepamos ser Felices sin disimulos en todo lo que se pueda.

    ResponderEliminar
  3. Percepción nociva.Todo es subjetivo.Quiza es tu propio perfume....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá..., y también puede ser el tuyo, todo es subjetivo.

      Eliminar
  4. Imposible;
    los olores que se escriben son propios
    a no ser de alguien que te ilumine.
    Yo no era,
    Dios me libre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente que si, aunque se que es complicado que lo reconozcas, sobre todo si tienes las manos rojas, sin duda.
      Yo no fui, porque tengo quien me ilumina, eso me salva de la hecatombe por lo visto.
      A Dios gracias.

      Eliminar
  5. Anónimo8/2/14 21:26

    Tu te lo guisas y lo comes, olores, rojeces, y oscuras iluminaciones. Luego hueles a ti mismo.
    El huracán hizo justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón llevas.
      Espero que ahora ya te sientas algo mejor, sospecho que necesitabas justicia y por fin se ha hecho.
      ¡Ala, a Parla!

      Eliminar