viernes, 4 de julio de 2014

El voyeur

Blanca cabalgaba sobre mí en el asiento trasero de mi coche, estacionado discretamente en un descampado. Su pelo caía alrededor de mi cara, impidiéndome ver cualquier cosa que no fuera su mirada ardiente y su boca entreabierta de placer. Atisbé al hombre a través de su melena sedosa. Estaba parado junto a la ventanilla, su mano derecha perdida en su entrepierna. Me extrañó su expresión, triste y melancólica. Lo miré con rabia y sorpresa. Blanca también lo vio, y con un leve gesto congeló mi reacción. Su cuerpo febril pareció recargarse de lujuria, y acabamos al mismo tiempo. El hombre lloraba mientras Blanca lo miraba jadeante. Hoy, un año después, he vuelto al descampado. Me he acercado al coche y he espiado a la pareja que fornicaba con furia en el asiento trasero. Pegando la cara al cristal, he tenido el orgasmo más triste de mi vida, justo cuando Blanca ha clavado en mí sus ojos llenos de salvaje obscenidad.

Hank66

6 comentarios:

  1. Anónimo5/7/14 12:29

    Cuestión de esperar otro año más. Curiosa rueda de la fortuna. Y qué buena samaritana. Buen relato..

    ResponderEliminar
  2. Este texto lo subí a mi Google. Mira, soy Blanca, y me casé con el voyeur. Se llama Pedro y no consigue eyacular si no estoy dentro del coche, en la explanada, y él mirando fuera. Me imagino ser actriz de porno, y uso un muñeco, al que coloco una careta con su foto. El sexólogo nos orientó, así que vivimos tocando a la explanada, y tras holgar en nuestro tálamo, hacemos la breve excursión. Y todos contentos! :-)

    Me encantó tu texto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestras fabulaciones terminan cuando nos conviene, me hace mucha gracia ese salto hacia adelante.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Y por qué no, Marga?. Si en el país de la imaginación todo es posible, y en el real quién sabe qué no lo es?.
      Me disculparás, pero anda Pedro mirándome con unos ojitos, que no sé si esperará a la noche! :-)

      Un beso

      Eliminar
  3. Jajaja, Albada, tú siempre completando y mejorando los textos... Muy bueno. Marga, un placer. Me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caballero, doy por sentado que leemos todos desde una cierta edad, que nos permite saber qué es real y qué puede serlo. Palante, Andrés.

      Fdo. Blanca.

      Eliminar