jueves, 7 de octubre de 2010

Alas

Vuelan los zapatos, mi camisa, tu falda. Vuelan mis ojos sobre tu cuerpo semidesnudo. Vuelan mis dedos temblorosos mientras recorren el entramado de curvas que, partiendo desde tu boca, desciende en caída libre hacia el éxtasis. Vuelo y vuelas conmigo hasta que el sol golpea la ventana y nos avisa de que ya disponemos de pista de aterrizaje.

Cronopio


2 comentarios:

  1. papelylápiz7/10/10 13:02

    ¿Era un sueño roto por el aterrizaje en la realidad, o una realidad compartida como un sueño que aterriza en otra realidad?. De cualquier modo, bonitos y apasionados sueños.

    ResponderEliminar
  2. damadeltablero7/10/10 20:53

    Una descripción, preciosa, de un momento de pasión. Parece un encuentro que disfruta de todo lo bello, de todo lo nuevo... y nada de lo cotidiano.

    ResponderEliminar