lunes, 4 de octubre de 2010

Beso

Cálido pero sombrío. Decidido pero tembloroso. Voraz pero tímido. Devastador y lóbrego, pero iluminado e inmensamente vivo.Tu último beso fue un libro abierto, un compendio de verdades como puños. Ahora, al menos, sé como me siento. Espero no olvidar esta lección con el paso del tiempo.

Cronopio


3 comentarios:

  1. Vaya, ahora me has hecho pensar en algunos "últimos besos". Y no recuerdo ninguno. Muy bueno... y ya van dos por hoy. Estás "sembrao", crono.

    ResponderEliminar
  2. Un gran relato.Me ha encantado.Gracias

    ResponderEliminar
  3. veintiuno5/10/10 11:52

    Un último beso, ha rellenado millones de libros, tú como siempre has dado una nueva versión y yo lo celebro. Saludos Cronopio.

    ResponderEliminar