miércoles, 13 de octubre de 2010

Homenaje a la vida

Hoy la tierra devuelve vida. Sí, la misma tierra que segó tantas otras, temblorosa, con estruendo, sin avisar. Algo nos eleva hoy y nos reconcilia con el género humano. Son treinta y tres -precisamente treinta y tres- los que resucitan. Agradecidos, agotados, iluminados en plena oscuridad con la fe de su rescate . Pronto conoceremos los detalles de su convivencia, imperfecta como casi todas, y una vez más descubriremos que la generosidad es el triunfo de los fuertes.


Alsquare

4 comentarios:

  1. Un hermoso homenaje, Alsquare. Y una interesante llamada de atención sobre el 33 y la resurrección, no me había dado cuenta, creo que si sigues por ahí, puedes exprimir más esta historia. Aunque creo que lo querías decir, ya lo has dicho. Y muy bien. Gracias por tocar el tema y gracias por tener presente a Sudamérica, porque hay que seguirla un poco de cerca para juntar en tu mr el terremoto y la mina.

    ResponderEliminar
  2. papelylápiz14/10/10 22:33

    Estupendo, Alsquare. Aunque no tiene la fuerza de un relato, tiene la fuerza de una maravillosa manifestación, bellamente expresada. Y yo entiendo que, a veces, te lo pide el cuerpo; y que es otra variedad para incluir en este espacio.

    ResponderEliminar
  3. @Mirina y papelylapiz: hay todo un simbolismo en esta historia feliz que me llamó la atención. Hermosa tierra Sudamérica, tan acogedora, tan disfrutada y llena de gentes de bien.

    Como bien dice papelylapiz no es un relato, es una manera de soltar lo intenso que uno lleva dentro.

    Gracias a los dos.

    ResponderEliminar
  4. "la generosidad es el triunfo de los fuertes" muy cierto, y un poco terrible ¿No?

    ResponderEliminar