viernes, 29 de octubre de 2010

Por la paz

Los aguerridos antidisturbios, no muchos en número, cargaron contra la marcha pacifista. Abrieron una gran cuña en ella, pero no lograron seccionarla. Lentamente la masa manifestante fue cerrando filas, engulléndolos. La masa prosiguió en su avance, cada vez más nutrida. Por atrás fueron apareciendo los primeros uniformes por el suelo.

hawk


10 comentarios:

  1. ¡Ufff,cuántas posibilidades abiertas! ¿Los polis se convierten en pacifistas? ¿Los pacifistas los despedazan? Muy interesante, hawk.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo visualizo como una gran bestia orgánica... Bien contado

    ResponderEliminar
  3. Tú me conoces, hank. La carne es débil y...En fin. Juan acierta de lleno. Gracias. Saludos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Buen micro. La manifestación tuvo un éxito "aplastante".

    ResponderEliminar
  5. papelylápiz29/10/10 20:24

    Jajaja, sorprendente y simpático final

    ResponderEliminar
  6. Buen relato.Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a Sara(pedazo de relato "Atrapado"), papelylápiz y Anónimo por vuestros comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Aquellos uniformes aun ensangrentados, fueron recogidos por algunos pacifistas, que tentados los vistieron, y nada más hacerlo, un halo de poder y prepotencia les invadió, Se miraron entre ellos y gritaron "A la carga, que están rodeados"

    ResponderEliminar
  9. Aquellos uniformes, sin condiciones obligadas a una ideología se despertaron arrugados en el suelo y, aún sucios de sangre cobraron vida y vistieron a manifestantes y desertotes por igual.Se organizaron y vistieron a la mitad de los manifestantes sin importar prodecencia ni valores. Ahora los encuentros son fatricidas por la paz entre los hombres.
    Muy bueno

    ResponderEliminar
  10. Tagore1231/11/10 20:55

    Me encanta que solo aparezcan los uniformes vacios de persona por el suelo. Eso quiere decir que se unieron a la manifestación... pacifista y ¿ahora nudista?. Me gusta porque no hay muertos, sólo ropa vacia. Y eso tiene mucho sentido, mucha fuerza. Magnifico relato hawk.

    ResponderEliminar