lunes, 18 de octubre de 2010

Tic-tac-tic-tac

He leído el anuncio. Sugerente y discreto. Lo que necesito. Alguien que sea capaz de hacerme creer que soy su oscuro objeto del deseo. No quiero pasear con él, ni visitar una exposición. Ni siquiera quiero verlo comer delante de mí. Quiero vivir una pasión, aunque sea una quimera. ¿Te escandaliza? Será que tú dispones del tiempo para buscarla. A mí sólo me resta el tiempo suficiente para pagar una mentira.
Damadeltablero

6 comentarios:

  1. Buen relato. Fuerte, directo y sincero. Como se debe ser cuando el tiempo escasea.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, imaginación no te falta y realismo tampoco, aderezado con sinceridad y pragmatismo. Eres una caja de sorpresas, Dama... un regalo anónimo que nunca sabes el contenido. Me gusta, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. damadeltablero18/10/10 22:18

    Gracias a los dos, sois muy amables. Es un relato directo y pragmático, desde luego. ¿Provoca? Ese es su fin.

    ResponderEliminar
  4. Y tanto que provoca Dama. Provoca el enfrentarse a una realidad: la soledad y el vacio de una persona entrada en años, y aún ávida de pasiones.
    Contundente. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  5. La pasión del descubrimento carnal, más allá del cariño y el falso amor. La excitación de descubrir un cuerpo nuevo, sin excusas, sin condenas, sin justificación. Extraordinario.

    ResponderEliminar
  6. papelylápiz23/10/10 3:25

    Muy bueno, Dama. El título da mucho soporte, puede expresar esa inquietud, ese apasionado deseo puramente carnal aunque no sea una "pasión amorosa", ese paso del tiempo que hay que aprovechar. Sin el título, el relato casi sería más una "manifestación" sobre un tema transgresor frente a cualquier moral al uso.

    ResponderEliminar