sábado, 6 de noviembre de 2010

Soledad

A veces, tú pasas por la vida de la gente pensando "no eres nadie", total solo es una clase, una salida, un trabajo, una amistad, un amor destinado a todos los olvidos, un instante, ya está, se fue… y tú vives en soledad tantas ausencias creyendo que no hay nadie, hasta que un día (no se sabe por qué ni cuando llega) suena la hora de hacer cuentas y descubres, que mientras tú desgarrabas el perverso vacío de tus días, protagonizabas todas las películas que otros construían, pensando solo en ti.
mirina

15 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón tienes, Mirina y qué bien lo expresas! Gracias por tus relatos.

    ResponderEliminar
  2. Otra pequeña maravilla, Mirina.Transmites mucha verdad en tan poco espacio. Me has emocionado de verdad. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Qué importante hubiera sido para nosotros/as, tener esa información en un determinado momento. Quizás nuestras decisiones habrían cambiado.
    Casi todo está en nuestra mente, fabricamos muchas más alternativas de las que nunca vamos a utilizar y con ellas, sus derivados problemas y ramificaciones. Qué bien expresado está, mirina y cuantas ampollas levantas al recordarlo... ("desgarrabas el perverso vacío de tus días"). Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  4. @Sara LewGracias, Saryle, por tus palabras.

    ResponderEliminar
  5. Perdonad mi torpeza. Entré para poner el título a mi mr, que se me había olvidado incluir -dos semanas de ausencia pueden convertir a uno en decimonónico- y después puse el comentario anterior como si yo fuera el blog. al no haber salido.
    Aunque, una vez releído el texto de Mirina, posiblemente sea la sensación el mes.

    ¡¡Ufff !! generalizado. Y sin palabras me quedé. Soberbio. Uf

    ResponderEliminar
  6. @cronopioGracias a ti, Cronopio, por todas las veces que tus relatos me han emocionado a mí.

    ResponderEliminar
  7. @21Si, veintiuno, pero tal vez no tenemos esa información porque en esos momentos nos vamos construyendo y adobando y quizá tengas razón y la soledad solo esté en nuestro interior y no en nuestra vida, solo que no nos damos cuenta y tal vez por eso, solo por eso, a veces escribimos. Gracias ;)

    ResponderEliminar
  8. @InopioHola, Inopio, y no te disculpes, que me gustaba eso de que el blog opinara, no sé, es como si se fuera convirtiendo en un personaje, con personalidad y esas cosas... Gracias por leer y releer y muchas más por tus palabras. Un saludo y bienvenido a casa.

    ResponderEliminar
  9. El lenguaje crea ser y los mr son una manera de hacerlo. Gracias Mirina por tanto deleite.Magnífico, real, describe vidas enteras, estados de ánimo que acompañan años y años. Por cierto, claro que el blog tiene vida... la que le damos todos.

    ResponderEliminar
  10. Tagore1237/11/10 19:58

    Muy bien expresado Mirina. Magnifico relato. Que de vidas hubieran cambiado de haber tenido ese dato antes. Me ha encantado tu mr. Me encanta la sencillez y la claridad con la que está escrito.

    ResponderEliminar
  11. El hacer cuentas de la vida, de hace un año, un minuto o un segundo, reflexionando sobre lo que esta bien o esta mal... cada vez creo menos en ello, y más que nada porque me parece que se hace por calificarse sin la intención de sacar aprendizaje alguno de ello. Se hace por autoestima.
    Nuestras estrella valorativas.......

    ResponderEliminar
  12. @alsquareGracias Alsquare, por tus palabras (además de por todo lo demás). Y tienes razón con respecto a que el blog tiene vida. Yo me refería a la posibilidad (¿teóricamente imposible?) de que los bits del blog, al margen de todos nosotros, incluso, de los que trabajáis en sus tripas para que exista, adquiriese la entidad de un personaje.

    ResponderEliminar
  13. @Tagore123Muchísimas por leerme, Tagore, y por escribir un comentario tan efusivo.

    ResponderEliminar
  14. @cormoranEs otra interpretación del mr y del tema, cormo, en realidad la intención del mr no era hablar de una reflexión introspectiva sino de algo que viene del exterior, de una persona con quien te encuentras después de cierto tiempo, por ejemplo.

    ResponderEliminar