viernes, 7 de enero de 2011

Gestos inevitables

Muchas veces me he preguntado, si no hubo algo que le delatara.
Pero no, jamás noté nada raro, salvo quizás...
Oí una canción que decía "... que existe siempre una razón, escondida en cada gesto", fue entonces cuando me vino a la cabeza aquella extraña sonrisa.
Empezó a aflorarle seis meses antes. Era como si sucediera en contra de su voluntad, como si no pudiera evitarlo.
Esa sonrisa, exactamente esa, fue la que tenía en la cara el día que les encontré en mi cama, dormidos y abrazados

desasosegada

Blogged with MessageDance using Gmail

4 comentarios:

  1. ...Del derecho y del revés, uno siempre es lo que es y anda siempre con lo puesto. Una gran canción del gran Serrat. Y un gran relato, Desasosegada. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Cormoran9/1/11 18:37

    El tiempo nos deja ver las cosas desde un punto de vista más real. Por eso , dicen, que no se deben tomar decisiones en caliente.
    Me ha gustado la paz y el sosiego que has transmitido y que solo el tiempo da.

    ResponderEliminar
  3. gracias crono, oí la frase y no me quedó otra que acerle un relato

    ResponderEliminar
  4. Hace falta muuuuuuuucho tiempo, supongo, para que el protagonista de algo así pueda analizarlo con esa calma.

    ResponderEliminar