lunes, 31 de enero de 2011

Precavido

Podría haber sido más claro, pero no más conciso. Su respuesta fue la misma que otros me habían dado cien veces antes, pero con muchos menos matices. Su "no" fue tan rotundo como un trueno en mitad de la nada.

Aún así, antes de apretar el gatillo, volví a preguntar. Por si acaso.

Cronopio

Blogged with MessageDance using Gmail

6 comentarios:

  1. Me gusta y además describe una realidad, la dificultad que tenemos para entender lo que no nos interesa.

    ResponderEliminar
  2. Cormoran1/2/11 10:09

    Me sumo a Marga. Que fácilmente explicas la negación humana.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Cronopio. Final inquietante, sorprendente. Chapeau!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato, Cronopio. Un final tan rotundo como el "no".

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Con este relato me pasó algo curioso, lo tenía escrito, pero no era capaz de finalizarlo. Vi que una de las palabras propuestas era pistola, y se me ocurrió ese final con olor a pólvora. Me alegra mucho que os haya gustado,aunque, como digo, el resultado final haya sido más fruto de la casualidad que otra cosa...

    ResponderEliminar
  6. Pues bendita casualidad, jejeje, le ha dado al relato un toquecito "negro" que le sienta estupendamente.

    ResponderEliminar