domingo, 6 de marzo de 2011

Emergencia

La patrulla acudió a la llamada. Un inquilino alertaba de un tumulto en el edificio. No había golpes ni disparos pero los gritos iban en aumento. Dos mujeres discutían acaloradamente. Los policías volaron escalera arriba. Apostados a ambos lados de la puerta, aun jadeantes, se miraron antes de la patada a la cerradura.

Hallaron a la sorda abuela, embelesada en la telenovela. Cordialmente ofreció un café a los agentes. Se levantó y divisaron en el sofá el mando de la tele. Bajaron el volumen.

Alsquare

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

4 comentarios:

  1. La pura verdad, junto a mi casa vive un abuelete en cuya casa oigo !cada gemido! jeje, doy por supuesto que es la tv, porque si no...

    ResponderEliminar
  2. alsquare8/3/11 1:24

    A mi me da Marga que tu vecino quiere jugar a las enfermeras...

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Alsquare. Aunque, al paso que voy con mi oído, pronto me pasará como a la abuela...

    ResponderEliminar
  4. marga vivía en un piso de los de nueva construcción, donde los materiales te permitían compartir conversaciones intramuros. Desde la llegada de los nuevos oía golpes y quejidos. Su angustia se incrementó con el grito de auxilio "socorro, socorro..." No pudo más y llamó al agente alsquare, conocido inspector en la violencia de género. Llegó el inspector al domicilio y junto a marga pudieron escuchar y corroborar aquella llamada de socorro. Sin dudarlo echó la puerta abajo y se encontró a la nueva vecina galopando y diciendo "me corro, me corro..." :D

    ResponderEliminar