martes, 20 de marzo de 2012

El mejor amigo del perro

- Mamá ¿dónde está el Toby?
Ha llegado el momento, pensé, tengo decirle que vamos a deshacernos del perro. Le explicaré que la casa es pequeña, es una fuente de suciedad y él no puede atenderle. Es un chico razonable seguro que lo entiende.
- Mamá ¿Conoces a algún niño que haya abandonado a su perro?
- Claro, respondí
- ¿Y algún perro que haya abandonado a su niño?
- La verdad es que no.
- ¡Menos Mal!... y sonrió feliz
Vencida de antemano suspiré y abrí la puerta para que toby entrara en casa.



desasosegada


2 comentarios:

  1. La aplastante respuesta a excusas difusas desde la mirada infantil.

    Hay que rendirse a la evidencia. Y suspirar.
    Me ha hecho sonreir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21/3/12 9:09

    Tuve un perro en la niñez y puedo asegurar que lo que dices es cierto, no hay mejor amigo para un niño que un perro, ni mejor amigo para un perro que un niño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar