martes, 25 de septiembre de 2012

Piedad contenida

Era una mujer muy piadosa. Acudía todas las mañanas a la iglesia y el párroco la tenía en gran consideración. Confesó al sacerdote que había mantenido una antigua y maravillosa relación con un hombre casado y que no se arrepentía.
¿Que no se arrepiente? ¿y cómo espera, alma de Dios, que le dé la absolución? Por cierto, ¿fue duradera aquella relación?
La relación a la que me refiero, duró unos cinco minutos, aunque, a decir verdad, llevo más de treinta años con él. Es mi marido.

country49


33 comentarios:

  1. El laísmo es indeseable en la escritura. Que lo admita la RAE no significa que deba utilizarse. Le ocurre como a muchas cosas y situaciones, que no por estar permitidas deben evitarse. Si no te enfadas te recomiendo que leas "lecciones pasadas de moda", de Javier Marías. Es un pequeño ensayo muy ameno, divertido e instructivo sobre los destrozos idiomáticos.

    ResponderEliminar
  2. Ignoro cual es el origen de Country49, pero hay regiones (la mía concretamente) en la que el laísmo es un mal endémico, lo utilizan nuestros abuelos, nuestros profesores y nuestros amigos, así que sólo lo corregimos a base de lectura o de traslado, pero en cuanto nos descuidamos, zas... se nos escapa.

    ResponderEliminar
  3. Me enmendaré. Gracias por vuestros comentarios

    saludos

    country49

    ResponderEliminar
  4. ¿El laísmo de este microrrelato está en la utilización de "la tenía en gran consideración"? Si es así, yo también me confieso culpable. Lo habría escrito exactamente igual. Investigaré sobre el tema, porque tengo serias dudas sobre esa presunta incorrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengas dudas, sólo se podría escribir LA si es complemento directo, pero en este caso es indirecto. Pones la oración por pasiva y preguntas ¿era ella la tenida o era la gran consideración? Respuesta ella NO era tenida, sino la gran consideración, que es compl. directo porque recibe directamente la acción del verbo tener. En cambio sí se podría decir LA maté porque ahora sí es ella la que recibe directamewnte la acción de ser matada.
      No se podría decir LA dije, porque ella no fue dicha, sino la palabra. Ella no recibe en directo la acción del verbo decir.
      También existe el leísmo y el loísmo.
      Que no te quede la menor duda....
      Pon la oración en pasiva y pregúntale al verbo....la respuesta es automática.
      LA ví en la calle....correcto porque..¿a quien vi?....a ella.

      Eliminar
  5. He sometido el escrito a la consideración de la Fundéu BBVA y ésta ha sido la respuesta:

    "En respuesta a su consulta: "Dudas sobre el "laísmo""

    El empleo de "la" en "la tenía en gran consideración" es correcto.

    Saludos cordiales,"

    ResponderEliminar
  6. Jeje, como también tenía dudas he hecho la misma pregunta a la misma institución, esta es la respuesta textual:
    En respuesta a su consulta: "Laísmo"
    Sí es correcto "la", ya que se supone se está hablando de una mujer. Si decimos "le" por temor a equivocarnos y caer en el laísmo estaría mal. "Le" se emplearía si se tratara de un hombre.

    Saludos cordiales,

    Fundéu BBVA es una institución sin ánimo de lucro promovida por la Agencia Efe y patrocinada por BBVA.
    www.fundeu.es


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el laísmo esté admitido por la RAE no significa que su uso sea culto. Te han informado mal en esa fundación.
      En la oración que tratamos ELLA no es tenida, sino la gran consideración. Al ser, por tanto, ELLA compl. indirecto no procede utilizar después LA.
      Mirad la definición, además, de verbos transitivos.

      Eliminar
    2. Esto ya pasa de castaño oscuro. Qué significaría tener a la consideración en gran consideración? Ridículo, no? Porque no tenemos más opciones que la mujer piadosa y la consideración, que no cabe entenderla en si misma sino referida a alguien o algo. La gran consideracion,es la forma en que es tenida la mujer. Ahí tiene la forma pasiva que reclamba. Nobleza obliga. Y cuando uno se ha equivocado palmariamente. Resulta cuando menos arrogante desprestigiar esa fundación consutada por Andrés, por mor de persistir en un error que con seguridad reconoce en su fuero interno. No es un veredicto que admita dos soluciones posibles. Hay laismo o no lo hay, como es el caso.

      Eliminar
  7. Perdone usted, pero con su primer párrafo ya me ha "matao". O sea, uno remite el relato a una organización que vela por la pureza del castellano, le responden que en el relato de marras no hay ninguna incorrección y usted me viene conque "no es culto" y que "me han informado mal". ¿No será que se equivoca usted? Me disculpará usted, pero es su explicación la que no me convence. Yo creo que en el relato no hay asomo de laísmo y que se ha precipitado usted en su corrección del comentario inicial. Ahora, si usted desautoriza a la Fundéu BBVA y a la RAE, entonces entramos en otro debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo convencido de que en esta frase ELLA no es tenida, por lo tanto no es compl. directo y no procede el LA.
      Pongamos un ejemplo clarificador:
      Era una mujer muy piadosa. El párroco la tenía encerrada. En este caso procede el LA porque la mujer recibe en directo la acción de ese verbo tener, es decir, es tenida ELLA. Eso significa que es compl. directo y es correcto el LA.

      Eliminar
  8. Lo siento. Llegados a este punto de convencimientos y percepciones, me quedo con la Fundéu y la RAE, que algo saben del tema. Por supuesto, es usted muy libre de pensar que el autor ha cometido una incorrección. Yo también lo soy de pensar que la inclusión de ese "la" en el texto es completamente correcta. Insisto, llegados a un punto en el que podemos obviar el dictamen de instituciones autorizadas en beneficio de nuestras percepciones personales, el debate no procede. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Joder! Le, la o lo que he liado. Lo gracioso del caso es que pertenezco a una región no "laista" y nunca utilizo en el lenguaje hablado el laismo. De todas formas, compruebo que hay opiniones diferentes sobre el tema, todas con su buena parte de razón, lo cual enriquece, creo, este blog.
    Un abrazo para ambos, Andrés y ...anónimo

    country49

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridos Country y Andrés:
      Como persona educada que soy prefiero pedir disculpas por si han notado exceso en mi opinión.
      No obstante, solo se puede poner ese LA si es complemento directo, pero como es indirecto debe ponerse LE para no incurrir en el laísmo. Y que no es compl. directo es irrebatible absolutamente. No sé quien habrá respondido desde esa fundación ni tampoco si se le ha formulado bien la pregunta.Aún así, recuerdo que la RAE es tolerante con malos usos que por haberse prodigado ha considerado merecedores de autorizarse.
      Un castellano ortodoxo y culto no debe utilizar en este caso ese LA.
      Otra práctica muy extendida (y tolerada) es el aberrante "Es por eso que" o "es por ello que". Se trata de galicismos que usan quienes quieren encabezar pomposamente una frase, en general periodistas. Deberían decir: "Esa es la razón por que..." u otra entrada similar.
      Y no hablemos del hortera "evento", igualmente pedante y cursi.

      Eliminar
  10. La clave de tan amena disputa está en no considerar "EN". Y desde luego, ho hace falta acudir a voces doctas ni citas de autoridad, para entender al primer vistazo que no hay laismo que valga. Si prescidieramos de "en", cabria expresarlo como "le tenia gran ....". No sería admisible le tenia EN gran consideración. O lo tenia en gran.... Sencillamente porque se cae en el error de cambiarle el sexo a la santa y piadosa señora.Y tengo para mi, que ella no lo aceptaría facilmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo27/9/12 9:02

      Estoy muy de acuerdo con tu matización, creo que esa es la clave. El EN desvirtúa el concepto teórico. Quizá, entonces, lo cuestionable es la propia construcción de la frase, un tanto coloquial o popular. Oímos: "le tenía gran afecto" o "le tenía gran respeto". En estos casos, que son los más habituales, tendría yo razón argumentando la necesidad del LE, porque sería compl. indirecto.
      Como conclusión, pues, acepto la matización y entiendo que el texto "la tenía en gran consideración" no es demasiado apropiado, de ahí la confusión.
      Al mismo tiempo, esta conclusión sobre el EN tampoco es extrapolable a todos los casos, sino una particularidad. Por ejemplo, si decimos "la tenía en brazos", no hay duda de que el LA es correcto porque es compl. directo. Además no resulta en absoluto malsonante. Pero otra vez la trampa, porque en "la tenía en brazos" ese "tenía" adquiere un cierto concepto posesivo, muy diferente al "la tenía en gran consideración", que en absoluto se lee como posesivo.

      Eliminar
  11. Pues por ahí van los tiros, Ortiguense. Puesto nuevamente en contacto con la Fundéu, les he solicitado amablemente que argumenten su contestación anterior. Transcribo a continuación su respuesta:

    "Señala Seco en su Diccionario del español actual que «tener [a alguien o algo] en [terminado concepto]» es un giro con valor transitivo, por lo que la persona es el complemento directo, no el indirecto. Por tanto, lo apropiado es «la» y usar «le» es leísmo."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo27/9/12 9:02

      Ufff, todo aclarado. Todos hemos acabado aprendiendo gracias a la firmeza de vuestras posiciones. Si bien estéticamente la frase pedía un LA a gritos, aún pareciendo complemento directo, esa precisión técnica de la Fundeu sobre el verbo tener lo deja, al menos para mi, meridianamente claro.
      Gracias por vuestra inquietud.

      Eliminar
    2. Anónimo27/9/12 9:09

      Querido Andrés:
      No hay tiros, sino discrepancia muy constructiva. Acabo de responder a Ortiguense acercando posiciones. Aceptemos, también, que la construcción de la frase no es muy ortodoxa. No creo que ningún escritor la llevara a cabo.

      Eliminar
    3. Imagino a la Fundéu BBVA preguntándose qué pasa con el laísmo para que últimamente reciba tantas consultas sobre él. Tampoco pertenezco a una zona laísta, por tanto no suelo cometer ese error. Al leer el relato, como a muchos de los comentaristas, me pareció que correcto. Sin embargo, el comentario sobre si «en gran consideración» es el complemento directo de la frase, también me llevó a ponerme en contacto con la Fundéu BBVA, para consultarles ese matiz. Su respuesta textual es: «un complemento directo no puede estar introducido por una preposición (salvo «a», principalmente con personas).»

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Bien, espero que consideréis «me pareció que correcto» un error de teclado y no de lugar a más consultas a la Fundéu BBVA.

      Un saludo a todos.

      Eliminar
  12. Pues sí, todos hemos aprendido. Le agradezco su educación y buena disposición para el diálogo y la respetuosa confrontación de opiniones dispares. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. !Enhorabuena a todos! ha sido una estupenda controversia de la que, efectivamente, hemos aprendido todos.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Un servidor se queda con el hecho de que, por primera vez en mucho tiempo, los comentarios de un relato sean sobre el mismo, sobre la escritura del autor, sobre dudas gramaticales, etc... y no se vean salpicados por diatribas personales que derivan en surrealistas y esperpénticos diálogos de besugos. Éste es el camino que debería seguir Relatarium. A ver si entre todos lo conseguimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me tendrás que perdonar. He aprendido, como mera aficionada a la escritura, el mundo y submundo de los egos, la realidad de que un halago puede ser insulto y viceversa y me ha parecido fascinante. Seguramente porque como mujer, determino el gusto de mis lectura en parámetros menos academicistas.

      La crítica es deseable, porque si no, no se puede crecer, en ningún campo o actividad, ya sea lúdica o profesional.
      Pero tras enviarte un fuerte abrazo, comentaré el texto de country de la única manera que entiendo o siento, desde las vísceras.

      Fuerte abrazo Andrés.

      Eliminar
  15. Country49:Con sin laísmo, con o sin magistrales lecciones de filología, tu texto yo lo comentaría como otras veces en que comento siguiendo un hilo invisible de posibilidades. Pero si ese LA o LE me han enseñado algo, que ha sido mucho, me quedo con tu relato.
    Me pareció igual de divertido y agudo, lúcido y lúdico de manera similar en mi primera lectura.

    Un abrazo sin entrelazar. Yo me bajo en esta parada del bus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Albada por leer desde las vísceras! El continente ha superado con creces al contenido, por otra parte insustancial y escrito a vuelapluma, como suelo hacer casi siempre.
      Nunca un "la", fuera del papel pautado, ha dado lugar a tan larga sinfonía. Diría más, el debate ha durado mucho más que la relación a la que se refería la beata.

      Un fuerte abrazo

      country49

      Eliminar
  16. Pues igual cojo fama de pejigueras, pero no creo que la construcción de la frase sea poco ortodoxa. "(Ella) acudía todas las mañanas a la iglesia y el párroco la tenía en gran consideración". No veo nada extraño, ni que induzca a error. Y, bueno, no me considero escritor (eso son palabras mayores) pero la usaría sin vacilar en cualquiera de mis cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es pejigueras, está en su derecho de interpretar correctamente la frase.
      Es más, hay algún académico madrileño que practica el laísmo argumentando el gracejo de lo castizo. A mí me suena muy mal al oído y creo que literariamente debería evitarse incluso en sus aledaños.
      Abrazos múltiples.

      Eliminar
    2. En fin, como creo haber apuntado ya, aquí entramos en el resbaladizo terreno de las preferencias y gustos particulares, y sobre el respecto creo que no cabe discusión. Creo que es mejor que lo dejemos aquí. Un saludo, ha sido un placer deatir con usted. Así da gusto.

      Eliminar
    3. En efecto, todos hemos aprendido de todos. Con educación y buenas maneras los debates son muy útiles y provechosos. Siempre así.

      Eliminar
  17. Ya que me considero el "muerto" en este entierro. me permito rematar la jugada agradeciendo a ortiguense su espléndida participación. Cuando escribí la frase, la verdad es que no dudé en emplear ese "la" que me hubiera "chirriado" de no ser correcta. Pero somos humanos y las dudas revolotean siempre sobre nuestras cabezas. He llegado a estar convencido tanto de lo inapropiado de su uso, como de su correcta utilización.

    Reitero mis cordiales saludos a todos los que habéis participado, de manera exquisitamente deportiva, en esta asunto.

    country49

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el sincero reconocimiento de usted es muy elegante.
      No parecemos integrantes de un blog español....
      Un abrazo.

      Eliminar