viernes, 13 de septiembre de 2013

Anticristo

Pulió su personaje hasta la perfección. Tocaba el violín ante los pórticos de las catedrales vestido totalmente de negro. Los turistas se arremolinaban y le fotografiaban boquiabiertos, impactados por su mefistofélica apariencia. Era además un virtuoso y sus diabólicos “pizzicati”, que habrían asombrado al mismísimo Paganini, ponían los pelos de punta. Su presencia empezó a incomodar, algunas diócesis alertaron contra sus apariciones y los clérigos se asomaban para rogarle que se alejase. Pero el violinista era persistente y ubicuo. No se arredró cuando en Burgos una gárgola le pasó rozando y se hizo pedazos a sus pies, ni se amilanó su arrogancia cuando un rayo calcinó un árbol cercano ante Notre Dame de Chartres. Hasta que una noche, en Colonia, su violín emitió un maullido desgarrador justo antes de que San Miguel Arcángel, que ocupaba el parteluz del pórtico norte, se desplomase con su lanza y el concierto finalizase abruptamente cuando el instr umento y la cabeza del concertista rodaron juntos por el suelo.

El Manco del Espanto

8 comentarios:

  1. !Me ha encantado manco!!!
    Efectivamente en Burgos cayó una gárgola hace unos años, lo cual, produjo un enorme revuelo.
    Un beso. marga.

    ResponderEliminar
  2. Qué flipe lo de la gárgola, no lo sabía. ¿No habría un violinista por allí cerca?

    Gracias Marga. Es verdad, había olvidado que eres de Burgos. Otro beso para ti.

    El Manco.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, se me ocurrió este verano, en Carcassonne, viendo a un violinista vestido de negro tocar ante la catedral que hay dentro de la ciudadela. Alucinante lugar, Carcassonne. Lo cuento para cuando escriban mi biografía, ja, ja.

    El Manco.

    ResponderEliminar
  4. ¿Injusticia divina? Quizá. Negra sombra la de San Miguel.

    Gracias y saludos.

    Alfonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el violinista era un poco tocapelotas con sus "pizzicati", y hasta a los ángeles se les hinchan las idem. Aunque podemos discutir si tienen o no tienen, ya se sabe, el sexo de los ángeles.

      Un saludo, Alfonso, y gracias por comentar.

      El Manco.

      Eliminar
  5. Anónimo18/9/13 7:39

    ¡Otro personaje más para la cuadrilla del Espanto!
    ¿Cuántos más habrán engrosado su elenco?
    Saludos cordiales y un placer volver a releerte tan ingenioso, my dearest Manco.
    Miau (como me hayas olvidado.... )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por favor, cómo me voy a olvidar yo de mi anónima felina favorita. Estaba esperando que asomases la patita. Espero leerte también. A ver si das alguna pista para reconocer que es tuyo.

      Besos.

      Eliminar
    2. Empezó el verano y me engulló. Acabo de ver que mi última aportación pasó sin pena ni gloria. Gas metano... ¿Qué humores me envolvían por aquel lejano tiempo? Imagino que me habré perdido muchas cosas, pero el propósito es para el otoño.
      Saludos variados

      Eliminar