viernes, 1 de octubre de 2010

Amor bajo tierra

El bochorno me impedía seguir cavando y me senté junto a ti, que yacías inerte y polvorienta. Nunca acepté tu abandono y mi intuición me condujo a la verdad de tu engaño. Ahora volveríamos a estar los dos juntos, solos, en nuestra ultima morada.
Cormoran

6 comentarios:

  1. ¿La maté porque era mía? Un relato bien construido, cormo, aunque el tema... no sé, me cuesta un poco digerirlo, ;)

    ResponderEliminar
  2. veintiuno1/10/10 20:53

    Vaya tela, Luis!, esto si que es obligar a dormir a alguien contigo y encima para siempre. Falta concretar la muerte de el. (O eso creo yo. Por lo de caer al lado, quien echa la tierra encima, ect.). Pero es buenísimo.

    ResponderEliminar
  3. cormoran2/10/10 0:22

    @mirina
    Por desgracia, hay amores ciegos, que se ofuscan con su propio sentimiento y hacen perder la razón venciendo el egoísmo de lo querido para si.
    Espero morir de amor antes que matar por el.

    ResponderEliminar
  4. cormoran2/10/10 0:25

    @veintiuno
    La tumba estaba en lugar apartado, lejos de todo, donde la soledad no les molestase y nadie les volviese a separar. La muerte de el (o ella pues no se especifica) no necesita tierra alguna, es su propio amor quien termina con su vida.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. @cormoranBueno, yo creo que esos "amores", en todo caso, son malos amores hacia uno mismo y desamores hacia el otro, porque matar al objeto del supuesto "amor" me parece incompatible con el verdadero amor.

    ResponderEliminar
  6. @mirina
    El amor, como cualquier otro sentimiento, es único y diferente para cada persona. Cada cual lo vive e interpreta de una forma. Luego, los demás, la sociedad, lo juzgamos en un sentido u otro. Se puede morir de amor, y supongo que también matar por el. Y lo que cada cual piense que nos espera después de la vida, puede llevarnos a actuar de una forma determinada en esta. Hay mucho de lo que hablar y posiblemente no se llegara a ninguna conclusión.

    ResponderEliminar