domingo, 12 de diciembre de 2010

Plegaria

Dime tus verdades, susúrrame al oído las certezas que espero, desgrana tus deseos, calma mis desvelos con tus ansias, entrégame tu aliento entrecortado, hazle un hueco a mis dudas y mis miedos en algún lugar cercano a tu pecho, permíteme que me pierda entre tus caderas y tus señuelos, entre tus pliegues y tus regresos...Y después, hagamos todo lo posible para que la monotonía no pueda presumir
de haber añadido dos nuevas presas a su colección de restos de naufragio.

Cronopio


3 comentarios:

  1. damadeltablero13/12/10 8:03

    Precioso, Cronopio. Luchemos por ello. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, dama. Me alegra mucho que te guste. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Cronopio. Espero escuchen tu plegaria.

    ResponderEliminar